• Participación ciudadana

    Propuestas Participación ciudadana Daniel Quintero

    PROBLEMAS:

    • En promedio, siete de cada diez Medellinenses no participan en ninguna organización y de los tres que participan, sólo uno lo hace en organizaciones de tipo comunitario.
    • Para el 2018, solo el 31% de los ciudadanos participó en iniciativas, propuestas o proyectos que beneficien su comuna o corregimiento
    • Las modificaciones realizadas al Sistema Municipal de Planeación y los mecanismos de participación ciudadana aumentaron el desconocimiento y desinterés de los ciudadanos, y a su vez redujo su participación en la construcción de los Planes de Desarrollo Local
    • Más del 81% de las personas considera que más de la mitad de los funcionarios son corruptos, y el 83% no participa en veeduría ciudadana.
    • En el 2018, el 43% de las personas percibe corrupción en las entidades públicas.

    PROPUESTAS:

    • Crearemos los Centros y Módulos Móviles Comunitarios como mecanismo de intercambio de información, conocimientos y experiencias entre las instituciones, las JAL y JAC y las comunidades. Además, procuraremos por garantizar formación e información oportuna a los líderes y las comunidades.
    • Implementaremos los protocolos nacionales para la protección y defensa de los líderes comunitarios
    • Se adelantarán estrategias que rompan con los procesos de liderazgo antidemocrático que obstaculizan el surgimiento de nuevos líderes.
    • Implementaremos el enfoque de género en el Plan de Desarrollo tanto a nivel municipal como en cada una de las comunas, en ejercicio del presupuesto participativo.
    • Se fortalecerá el ejercicio democrático de la base comunal, a través de las escuelas de formación comunitaria con estrategias de cualificación (formación técnica – educativa).
    Soñamos una ciudad donde todos los ciudadanos cuenten con capacidades, motivaciones y herramientas para incidir y transformar sus territorios. La democracia se verá fortalecida si todos nos convencemos de que somos parte fundamental de las decisiones, y el Estado garantiza la aplicabilidad de mecanismos que hagan que así sea, si hacemos posible que los ciudadanos recuperen la confianza en la política y se sientan parte de los procesos de su construcción.

    .
    .
    .