• Ecociudad

    Propuesta Ecociudad Daniel Quintero

    En las últimas décadas a raíz del crecimiento industrial y económico, los comprobados efectos de la producción en masa sobre el ambiente, el acelerado crecimiento de la población mundial y el posicionamiento de las agendas que propugnan por la defensa de la vida y la naturaleza, la sostenibilidad ambiental se ha convertido en un asunto de trascendental importancia e interés para los gobiernos y las instituciones.

    En esta dirección, nuestra ciudad no es ajena a la necesidad de poner en el centro de la discusión pública y política la preocupación por la defensa del ambiente. En los últimos años nos hemos visto abocados a acentuar la atención sobre la calidad del aire y los niveles de contaminación que acosan a nuestra bella villa; haciendo que sea cada vez más imperiosa la obligación de insertarnos en las lógicas del futuro, donde la pregunta por una ciudad sostenible se hace central.

    Nuestra apuesta política no es ajena a dicha discusión; por el contrario, busca que Medellín se inserte de manera definitiva en la dinámica de la sostenibilidad ambiental. Es el momento de jugar todas las cartas para construir una ciudad que sea responsable con el ambiente, la salud de sus ciudadanos y el futuro de nuestros niños y jóvenes.

    En ese sentido, soñamos una ciudad amigable con el medio ambiente que avance rápidamente hacia la sostenibilidad. Para lograrlo le apostaremos a la movilidad sostenible en el transporte público y privado, fuentes de energías limpias y renovables, un sistema inteligente y eficiente del manejo de los residuos y una propuesta urbana que incremente sustancialmente los parques y espacios verdes.

    El calentamiento global, la creciente contaminación del aire producida principalmente por vehículos pesados de tecnología diesel, el colapso del línea A del Metro, el incremento en las tarifas de los servicios públicos, el déficit de espacios verdes por habitante, la inseguridad y el miedo que sienten los ciclistas y peatones en la vías, la ausencia de una política avanzada e integral de manejo de residuos y el aumento de la huella ambiental generada por las actividades económicas en la ciudad; son problemas que ocupan toda nuestra atención y sobre los cuales presentaremos soluciones que le sirvan a la ciudad.

    Incrementaremos el número de buses eléctricos, diseñaremos la primera línea de metro subterráneo, chatarrizaremos y renovaremos la tecnología de los combustibles de los camiones, volquetas y buses más contaminantes, incentivaremos los recorridos peatonales y en bicicleta, incrementaremos el número de árboles sembrados dentro de la ciudad, instalaremos paneles solares que reducirán las tarifas de energía y permitirán alimentar la red de la ciudad y crearemos un modelo innovador de manejo de residuos que transforme la cultura, reduzca las tarifas y nos permita reutilizar la mayor cantidad de materiales.


    .
    .
    .